Había una vez…un circo

Ayer, y a pesar del frío tuvimos nuestra fiesta de invierno en la plaza de Nazaret. Este año hemos podido contar con la aparición estelar de las chicas del TFIL que se disfrazaron y contribuyeron a que todos pudieramos jugar en las diferentes pruebas. Después de jugar, un vaso de chocolate caliente nos vino a todos que ni pintado.

Nos juntamos casi 80 personas y eso que se hizo de noche muy pronto y el frío apretaba de verdad.