El Arca es entidad de Utilidad Pública y por lo tanto cualquier aportación económica [dineraria o no] a los fines de la entidad está sometida a lo dispuesto en la ley 49/2002 de incentivos fiscales al mecenazgo, lo que quiere decir que desgrava en el IRPF para las personas y en el Impuesto de Sociedades para las empresas.